Tu carrito está vacío.

Volver a la tienda

Dile a la gente que hay un hombre invisible en el cielo que creó el universo y la gran mayoría te creerá. Diles que la pintura está húmeda y tendrán que tocarla para estar seguros.- G.C.

¡Atención! No queremos que nos malinterpretes. El Ateo de nuestro cuento no es el villano, de hecho, es todo lo contrario.  El Ateo es alguien malentendido, persona non grata, es tratado como apóstata o blasfemo, pero nada dista tanto de la realidad. El Ateo no tiene nada contra ningún dios. Es solo alguien que se cuestiona, que no cree todo lo que lee, que piensa, analiza y aprovecha su tiempo al máximo. Es una persona que confía en la ciencia y respeta la naturaleza, que no juzga y acepta a los que no piensan igual. Vive tranquilo y es ético bajo un sistema que no involucra premios y castigos, no espera su boleto de entrada al cielo o al Valhalla o a cruzar el río Estigia. Tiene la seguridad de que esta realidad es lo único que hay y vivirá sin temor al infierno o a reencarnar en un animal mítico, de todos modos, la mayoría de nosotros nos vamos a ir al infierno en todas las religiones.

El Ateo de nuestro cuento es el padre que ama a sus hijos, el hermano que ayuda, es el amigo que perdona, la madre que espera, somos tú y yo.


Seamos más como nuestro Ateo amigo y disfrutemos de este efímero momento, actuemos bien sin esperar nada a cambio, corrijamos el error, cuestionemos todo y no olvidemos que esta vida es la única oportunidad que tendremos para hacer las cosas bien. Como este magnífico tequila, resultado de la ciencia, de dudar, de pensar, de perdonar, pero sobre todo… de vivir. ¡Disfrútalo!


#ateograciasadios

Historia

A veces se necesita ser necio para conseguir algo y es exactamente lo que sucedió. Corría el año de 1953 en Romita, Gto., pueblo inhóspito y de Asalta-caminos, lugar donde se ubica la Exhacienda de Silva propiedad de la familia Villalobos y Don Luis Villalobos Obregón fue lo necesariamente necio, o visionario si lo quieren ponerlo de esa manera. Contra todas adversidades, plantó un cerro pedregoso y bruto, completamente de agaves, los primeros agaves en una región donde dicha cosecha no era ni mucho menos popular. Visión que pocos compartieron y mucho menos emularon. 

Don Luis, tildado de arriesgado y hasta loco por muchos, por el audaz movimiento que iniciaba, jamás pensó que sería el primero de miles y mucho menos que gracias a él, Romita Guanajuato se convertiría en un baluarte y municipio estandarte de la actividad agavera para toda industria del tequila. A la fecha, Romita es de los principales 3 municipios de toda la D.O.P. que surten agave a la industria, y todo esto gracias a la gestión de Luis Ángel Villalobos Torres, hijo de Don Luis, que consiguió la denominación de origen para Romita en el año 2000, originando así, una derrama económica en el municipio que ningún Ayuntamiento ha podido igualar. 

Hoy, debemos estar agradecidos que después de 3 generaciones, el legado de Don Luis Villalobos Obregón siga vigente. Su hijo mayor y sus nietos continúan la tradición agavera y su necedad en el campo hizo realidad de que hoy podamos degustar una botella de “El Ateo”. Un tequila lleno de secretos, un tequila místico y de exclusivas pequeñas producciones. Solo podrá llegar a las personas que comparten nuestra filosofía y pocos serán estos afortunados de tener en sus manos esta extraordinaria mezcla de historia y tradición. La mezcla cultural entre Jalisco y Guanajuato, Arandas y Romita es el resultado de este magnífico tequila, suma de elementos de ambas regiones, que entregan una combinación inigualable.

¿Tienes más de 18 años?

Queremos asegurarnos de que tiene la edad adecuada antes de ingresar a este sitio web.